El valor educativo de las colonias

Las colonias ayudan a incorporar valores imprescindibles en esta vida, a través de las experiencias propias, de los otros y de la natura, que favorecen el crecimiento saludable.

Las colonias también sirven para despertar la creatividad, trabajar la inclusión y ayudar en la alegría de los niños, niñas y adolescentes.

Además son un importante ejercicio para trabajar la autonomía y la independencia de menores. Dormir fuera de casa es una de las primeras experiencias de esfuerzo que se experimentan con las colonias. Se viven con mucha emoción los momentos previos a esta actividad, durante los días que dura y posteriormente, con los recuerdos vividos que se llevan.

Preparar la mochila para la excursión, esperar el autocar que los llevará lejos a un entorno natural, llegar y conocer más a quienes serán sus referentes adultos, descubrir las habitaciones donde dormirán y compartirán con otros niños y niñas de su edad, poner la mesa para comer … son solo algunas de las experiencias que vivirán los participantes.

¡En las colonias todo está lleno de mucha diversión y sorpresas!

De este modo se empieza a despertar la magia, la ilusión y las emociones se multiplican en cada una de las tareas que se desarrollan para que niños, niñas y adolescentes puedan ser los y las protagonistas, conecten con la naturaleza y en pocas horas lleguen a crear vínculos afectivos que ayudarán en su educación emocional.

Como promotores y organizadores, somos especialmente responsables de estas actividades, por este motivo nos ocupamos de garantizar en todo momento la seguridad y el bienestar de los participantes, así como de la calidad de los juegos, dinámicas y excursiones que se preparan. Contamos con un equipo profesional interno cualificado y con el apoyo y la ayuda de padres, madres, escuelas y entidades.